Crónica de una clase de Quenya

18 11 2009

El último viernes tuvimos una tarde del todo erudita y llena de saber. Nuestro querido aunque cruel Caradhras, experto en anglosajón, nos condujo hasta la parte más alta de la ciudad blanca, junto a la Facultad de Letras, para darnos una magnífica lección de Quenya. Sabedores de su sapiencia en el campo de las lenguas estábamos convencidos de que nos conduciría por los caminos adecuados para hablar el idioma de nuestros antepasados elfos.

Tras no haber podido entrar en un aula decidimos dar la clase en la zona común y allí estábamos Rielle, Iliel, Mandos y yo mismo, ansiando escuchar lo que Caradhras tenía que decirnos.

Comenzó hablando del principio, cuando los elfos abrieron los ojos y observaron las estrellas y empezaron a hablar entre ellos y con los Valar, en un lenguaje llamado proto-élfico que después se escindiría en las lenguas Sindarin y Quenya, tras la separación de los elfos que fueron allende el mar, hacia Valinor y los que se quedaron en Beleriand.

rafa lee hobbit

Como nuestro maestro es especial para todo, decidió acertadamente, empezar por la parte de la pronunciación en vez de con algo más básico. Así aprendimos que la única palabra aguda en Quenya es “avá“, que las tildes representan vocales largas y que las diéresis indican la inexistencia de diptongo. Aprendimos a saber qué silabas eran fuertes y cuáles débiles; cuál llevaba el tono de voz y cuál no. Se explicaba con tal soltura y facilidad que nos contagió sus ganas y en menos tiempo del que creíamos ya estábamos pronunciando casi correctamente palabras y frases, unos mejor que otros, como demostró Rielle.

Casi al final de la clase, Caradhras nos tenía reservada una sorpresa, escribió la primera parte del Namarië y la pronunciamos entre todos demostrando que realmente podíamos hablar quenya, aunque estábamos lejos de la perfección.

Para terminar y a modo de despedida escuchamos una grabación del profesor Tolkien recitando ese mismo pasaje y quedamos maravillados por la belleza y sentimiento de las palabras.

http://www.youtube.com/watch?v=6de_SbVUVfA

Más tarde y entre unas cervezas, todos felicitamos a Caradhras por su soltura como “maestro elfo” y le pedimos con ansia que siguiese en futuras clases compartiendo su sabiduría con todos nosotros.

Un saludo a todos,
Eärnur ( bien pronunciado).

Anuncios