Primeros pasos en anglosajón del Smial de Minas Tirith.

9 05 2010

El pasado viernes 16 de abril disfrutamos (creo) en el Smial de una clase de anglosajón impartida por un servidor. Pretendía ser la continuación a las otras clases de introducción a la historia externa de la lengua que vimos con anterioridad. En esta ocasión, centramos nuestra atención en la morfología del sustantivo, buscando que los aprendices de Minas Tirith fuesen capaces de componer sus primeras oraciones en esta antigua lengua germánica, objeto del estudio y la devoción del Prof. Tolkien, cuya glomérica subcreación es, a su vez, objeto del estudio y la devoción de nosotros mismos.

Así pues, intenté enseñar con claridad cuál es el funcionamiento de una lengua sintética en oposición a una lengua analítica como la nuestra, cómo se usan y para qué los diferentes casos y cuáles son las desinencias morfológicas que los sustantivos anglosajones toman. Sirvan como muestra los siguientes ejemplos:

se ælf (sustantivo masculino)
se es el artículo determinado masculino singular nominativo, equivalente en español a “el”.

El sintagma nominal arriba expuesto significa, por tanto, “el elfo” y se declina como sigue:

declinación

Las mismas terminaciones y los mismos artículos se aplican a todos los sustantivos fuertes masculinos (el único tipo que por el momento hemos estudiado) en anglosajón. Con esta información en mente, los habitantes del Agujero fueron capaces de formular por sí solos oraciones tales como:

Se ælf þone orc slóh

El elfo mató al orco

Elfos matan Orcos

Como podemos apreciar gracias a los artículos determinados, “se ælf” está en caso nominativo mientras que “þone orc” está en caso acusativo. Esto significa que el primer sintagma está cumpliendo la función de sujeto (semánticamente hablando, es el que realiza la acción que expresa el verbo “slóh”, “mató”) y el segundo está en acusativo, pues realiza la función de objeto directo (es decir, es sobre quien se ejerce la acción verbal: þone orc).

Vemos que el orden de los diferentes constituyentes sintácticos no importa y que incluso el verbo puede aparecer al final de la oración, como en latín. Esto es fácilmente entendible si nos paramos un momento a reflexionar (como los aplicados alumnos gondorianos hicieron) sobre la naturaleza sintética de la lengua que estudiamos. La forma de cada palabra indica la función que ésta cumple en la oración. Tanto si decimos “se ælf þone orc slóh”, “þone orc se ælf slóh” o “slóh se ælf þone orc” el significado no varía: “þone orc” siempre es objeto directo y “se ælf” sujeto, al estar en los casos acusativo y nominativo respectivamente (como sabemos por el uso del artículo). Cuán diferente del inglés actual:

The elf killed the orc

The orc killed the elf

El orden de los constituyente sintácticos de la oración es altamente significativo: determina la función que éstos cumplen en el conjunto oracional. Asistimos, pues, al espectáculo de una lengua morfológicamente pobre recurriendo a la rigidez sintáctica para compensar y así poder comunicar satisfactoriamente.

Especialmente meritorio fue que todos ellos llegasen a componer una oración tan morfológicamente compleja y de tan alta utilidad social en los tiempos que corren como la que sigue:

Se fród þéoden þone wulf þara beorga slóh

El sabio rey mató al lobo de las montañas

Dos unidades léxicas ya habrán captado la atención del tolkiendil: fród, por un lado, que es la palabra que el Profesor Tolkien tomó en anglosajón como equivalente de la palabra oestron Maura; y þéoden, que es a su vez la utilizada para traducir el nombre original del rey de la Marca de los Jinetes: Tûrac.

Tûrac

Es especialmente gozoso para nosotros que un rey de Rohan sea portador de un nombre en sindarin (de hecho, la raíz es la misma que vemos en Turgon). Tûrac, al igual que la anglosajona “þéoden”, significa “líder de la gente”, “rey”. Turgon es, de hecho, la sindarinización de la palabra quenya Turukáno: “señor gobernante”.

Como profesor, he de decir que fue una experiencia muy gratificante contar con un nutrido grupo de jóvenes gondorianos ávidos de degustar el primitivo sabor de este lenguaje del alba (como diría Borges), aunque éste fuese ofrecido por un desquiciado estudiante de postgrado. Es, sin duda alguna, reconfortante el ver a gente como Alicia Iliel, Elena Rielle, Silvia Isilmë, Fali Kalar, Paco, Jacinto Gorgoroth, Mariano, Dani Thorondor y Miguel Mandos empezar a recorrer los intricados, indómitos y preciosos caminos que ya en su día condujeron al Profesor Tolkien a la Tierra Media. Y aún hay muchas montañas lejanas que visitar.

Rafa Caradhras

Para saber más, además de, por supuesto, estudiar mucho, podéis visitar el siguiente enlace:

http://www.tolkiensociety.org/ed/study_a_s_1.html


Acciones

Information

7 responses

18 05 2010
Rafa, se déagol Ælf

Es increíble cómo desde entonces soñáis en inglés antiguo, eh

20 05 2010
Rielle Elexia

Qué bien nos conoces

24 05 2010
Gorgoroth

A ver cuando proseguimos las clases! : )

11 06 2010
Rafa, se dígol ælf

Proseguiremos dentro de poco, comparando con sindarin, para aprender ambas linguae a la par

20 06 2010
Rafa, Caradhras

Miguel, no me había dado cuenta de que me habías cambiado los sobrenombres a cursiva…

20 06 2010
gondorianos

Retocado. Otra opción es que te descargues el tutorial para subir cosas (modo indirecta ON) y así yo no retoco🙂

M.

9 02 2012
rafaelpascual

A Ralfo, que escribió esto, se le pasó poner una tilde sobre la vocal larga del artículo genitivo plural ÞÁRA! Es que, de verdad, no se puede ir así por la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: