Taller de Cota de Mallas

11 02 2010

El día 29 de enero realizamos un pequeño taller de cotas de malla. Para la ocasión cargué con diversos pertrechos y herramientas y aparecí en el Centro Cívico preparado para la ocasión. Cinco kilos de alambre de acero galvanizado, pinzas, soporte para la varilla de hacer anillas, tenazas, taladro y un trapo. Entre los asistentes, la verdad sea dicha, la mayor parte sabía bastante del proceso de confección de las anillas así que hubo que dar pocas explicaciones y pasamos pronto a la acción. Alhyador muy previsoramente trajo también diverso material que nos fue útil para el taller: un taladro con velocidad lenta y unas tenazas de cortar alambre bastante fuertes.

También llevé el producto “acabado” para que se lo probara quien quisiera.

Rielle con la Cota de Malla

El alambre que me habían vendido, tristemente, no era el más adecuado porque el grosor lo habían equivocado (pedí 1,3-1,5 y me dieron 1,9) y para colmo tenía mi taladro en velocidad rápida, así que las primeras pruebas acabaron en un material prácticamente inútil. Con el taladro de Alhyador pudimos, no obstante, obtener algunos muelles que nos sirvieron para probar el proceso de corte y unión. La técnica usada, la típica de 4 en 1 (cinco anillas) aunque hablamos también un poco de otras variantes más complejas o simplemente más elaboradas como la 6 en 1 y la cota de rey.

Trabajando

Para terminar y como complemento a lo que allí vimos aprovecho para recomendar un enlace. Tiene como inconveniente una cierta vejez y que al tratarse de una traducción menciona algunos materiales que no se pueden localizar con esos mismos nombres en España. A cambio tiene tres grandes ventajas: que la traducción la hizo un ex-miembro del Smial muy amante de la recreación medieval, José María “Túor; que fue la primera web en castellano que ofrecía instrucciones para hacerse la cota de malla; que contiene referencias a otras técnicas que no suelen comentarse mucho en otros sitios.

http://www.historiaviva.org/armas/index.shtml

Tolkien y material

Ahora toca animarse y hacernos cada uno la nuestra.